Membranas impermeables y transpirables

Cuando preparamos una excursión, además del itinerario, consultamos la previsión meteorológica.

Queremos aprovechar el tiempo, disfrutar del sol y volver a casa con la sensación de haber pasado un buen día.

Pero, en la montaña la “meteo” puede fallar. El frente frío se adelanta, en los collados se encañona el aire… O esa nube que amenaza lluvia, cumple su amenaza.

En cualquier caso, es importante llevar una prenda que aporte protección, contra el aire, contra la lluvia y que, además, permita que el sudor se evapore.

Por eso en Uhorizons estamos trabajando para conseguir  tejidos que nos mantengan secos en las condiciones meteorológicas más extremas.

El descubrimiento más avanzado y que mejor resultado aporta ha sido la membrana. Una finísima lámina de poliuretano o de teflón. Los micro poros de estas membranas están orientados de manera que las partículas de agua no pueden traspasarlos por su tamaño, pero permiten la salida del sudor convertido en vapor.

Nuestro tejido Nanotex™ Fabric resiste a la exposición en las peores condiciones a las que podamos enfrentarnos.

Las membranas son muy frágiles, por eso se laminan entre dos capas de tejido más resistente para protegerlas y aumentar la durabilidad.

Las características de nuestras prendas:

 Tela de 3 capas, impermeable, a prueba de viento y transpirable.
 Además es suave, blanda, flexible, maleable, un poco elástica y muy cálida.
• Transpirabilidad RET 8 según la normativa ISO 11092.
• Resistencia al agua de 7.000 mm según la normativa ISO 811.

 

IMPERMEABILIDAD:
Podríamos comenzar afirmando que, si entendemos que impermeable es aquello que en ningún caso deja pasar el agua, pocas cosas hay que sean impermeables, incluido el plástico. Y desde luego, no lo sería la ropa impermeable y transpirable de montaña.

¿Cómo se explica esto? Porque más que de impermeabilidad, deberíamos hablar de resistencia al agua: en nuestro medio, se considera que una prenda es impermeable cuando su resistencia al agua es tal que, en prácticamente todas las ocasiones, aguantará las condiciones meteorológicas que podamos encontrarnos en la montaña.

Las pruebas se realizan bajo la norma europea ISO 811:1981 (Textile fabrics — Determination of resistance to water penetration — Hydrostatic pressure test). Allí se especifica cómo realizar en laboratorio la prueba de resistencia al agua de un tejido.

Para medir esta resistencia se emplean unos aparatos que miden lo que se denomina “columna de agua”. Se coloca un tejido plano y tenso, sin que nada lo roce por debajo ni por encima, se coloca un tubo cuadrado de 1×1 encima, y se va llenando de agua, lo que hace aumentar la presión, hasta que finalmente el líquido acaba traspasando el tejido.

La medida en milímetros de la altura del agua en el tubo en el momento en el que el agua empieza a traspasar la tela indica su impermeabilidad.

TRANSPIRABILIDAD: 

Si la impermeabilidad de una prenda indica la resistencia a que la humedad atraviese un textil, y cuánto más resistente sea a la penetración, mejor será, la transpirabilidad es todo lo contrario: indica la capacidad que tiene la humedad para atravesar ese mismo textil, y cuanta menor resistencia oponga a la penetración, mejor será.

Ésta es la paradoja de estos tejidos, la gran dificultad de su diseño: para ser buenos, tienen que cumplir requisitos aparentemente incompatibles, como son la resistencia a la penetración de la humedad y la facilidad a la expulsión de la humedad. Pocos materiales textiles hay que incorporen la tecnología, el I+D y los años de investigación que lleva encima una prenda de montaña de este tipo de buena calidad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.